Acerca del proyecto

No cabe duda de que el invisible muro de Berlín que atraviesa los estrechos entre Cuba y Florida ha comenzado a derrumbarse. Desafortunadamente, el alboroto político, el despliegue publicitario en los medios, y la aparición de varios expertos instantáneos están promoviendo una imagen distorsionada y exótica de Cuba como franquicia. En consecuencia, se acallan las voces más sutiles y poéticas de aquellos que han experimentado Cuba toda la vida, que han amado, sufrido y soñado en cubano. Es notable la ausencia de las vidas reales y las complejas historias emocionales de miles de cubano-americanos y de los cubanos y las cubanas en todo el mundo, incluyendo en la isla.

En respuesta a esta ausencia, Ruth Behar y Richard Blanco unieron sus mentes y sus corazones para crear este blog, como un foro para compartir y catalogar esas historias de la vida real a través del espectro de geografías, generaciones, razas, clases, religiones, etnias, y géneros de los cubanos en todas partes. Al emplear el poder de la narración, el propósito de este blog es construir puentes que conecten a los cubanos de todo el mundo y levantar el embargo emocional entre todos nosotros, conforme avanzamos juntos, con nuestras aprehensiones y esperanzas, preguntas y convicciones, dudas y sueños, hacia una nueva era de relaciones entre Estados Unidos y Cuba, y la Cuba del mañana.

El blog, que cuenta con una amplia gama de colaboradores, proporciona un espacio para que poetas, autores, personalidades, académicos y celebridades compartan las historias que revelan las alegrías y tristezas de ser cubano/a. Las historias se trasmiten mediante narraciones personales, poemas, ensayos fotográficos, entrevistas, encuestas y análisis. Son historias que no temen hablar desde un registro emocional que rompe el corazón y también intenta sanarlo. Historias que consuelan e iluminan, que también provocan y cuestionan las percepciones, y se incrementan poco a poco en un crescendo de voces que hablan con urgencia, pasión y con una presencia inolvidable.

A lo largo de sus veinte años de amistad, Ruth Behar y Richard Blanco han escrito obsesivamente sobre la búsqueda del hogar y el deseo de mantener vivas las raíces cubanas a través de la memoria, la literatura y el patrimonio cultural, al mismo tiempo que se involucran con las realidades que evolucionan en la isla. A principios de los años noventa, y como una forma de aliviar las heridas psicológicas que surgieron de las divisiones ideológicas entre los cubanos que se quedaron en la isla y aquellos que se fueron, Ruth concibió la idea de Bridges to Cuba/Puentes a Cuba, una antología de voces diversas que al día de hoy sigue siendo un hito. Esta edición a cargo de Ruth reunió por primera vez en inglés muchas voces de los cubanos de segunda generación, tanto en la isla como en la diáspora. Bridges to Cuba/Puentes a Cuba, abrió una ventana hacia el significado de nacionalidad, transnacionalidad y patria en aquel momento, y creó un espacio de reconciliación, especulación creativa y renovación.

Ahora, más de dos décadas después, en la cúspide de cambios históricos entre los Estados Unidos y Cuba, este blog reúne la noción de Ruth de “puentes a Cuba” con la noción de Richard del “embargo emocional”. Pues no sólo hay que levantar el embargo económico y político, sino también el peso de un embargo emocional que ha mantenido a los cubanos en vilo ya más de cincuenta años. Como poeta y autor, Richard ha dedicado su vida y obra a entender ese embargo, enfocándose en los asuntos del corazón y del espíritu que las políticas y los políticos no abordan. A saber, aquellas historias que surgen de una fuente profunda del pensamiento y sentimiento que necesitan ser contadas para reconciliar emocionalmente la diáspora de nuestras muchas identidades y afirmaciones cubanas, conforme nos acercamos al mundo post embargo del futuro.


Contact us at bridgestocuba@gmail.com

Original artwork by Rolando Estévez and Carlos Betancourt.

Spanish translations by Gabriela Jauregui, Jennifer Bowles, and Federico Pous

Jose Marti Artwork


original artwork


Ruth and Richard in Ann Arbor