Blog

Al tomar la foto de mi prima en la Estatua De La Libertad

Feb 1, 2017

El año nuevo ha comenzado con la lucha para apoyar los derechos de los emigrantes y refugiados en los Estados Unidos. En este momento, nos pareció que el poema de Richard a su prima, escrito cuando ella estaba recién llegada a los Estados Unidos, sería una buena lectura para todos los que desean entender el significado de los puentes entre las identidades y los lugares.


Al tomar la foto de mi prima en la Estatua De La Libertad
para Roxana

Ojalá que nunca extrañe el sol ni la lluvia del valle
que goteaba de las palmas reales, ni la suntuosa tierra colorada
ni el susurro de los campos de caña, ni los framboyanes,
ni el interminable dobladillo de mar turquesa que bordea
la Isla. Ojalá que nunca recuerde el mar ni su vida
en Cuba vendiendo tarjetas postales de la revolución
en papel satinado y El Che a alemanes sudorosos, ojalá nunca
olvide el inodoro roto y el estuco dilapidado de su cuarto en
aquella mansión convertida en cuartería por el gobierno que
se disolvía como un castillo de arena de regreso a la bahía
de Cienfuegos. Ojalá que nunca tenga que contar los dólares
que le hemos enviado para su vestido de novia, ni guardar
las raciones de huevos para hacer un cake, ojalá logre ser
tan americana como lo quise ser yo una vez, enamorado
de sus hombres de mejillas sonrosadas en bombachos y pelucas
blancas, con la caligrafía de nuestro “Liberty and Justice
for All”, nuestro “We The People”, Nosotros, el pueblo. Ojalá
que ella logre memorizar los cincuenta estados de la Unión,
nuestros ríos y montañas, cantar “God Bless America”, Dios
bendiga a América
como si lo sintiera de verdad, como si nunca
hubiera vivido en ningún otro país, sino aquí, ojalá admire
nuestras guerras y nuestros hombres en la Luna, y ojalá crea
en nuestros infomerciales, compre perfumes y ropa interior
de marca, tome café en Starbucks, maneje un Humvee,
y tenga un sueño, ojalá que nunca dude de los Estados Unidos,
y que este sea su país más de lo que es el mío al levantar
su Coca-Cola como una antorcha hacia el cielo de junio
y aferrar su cartera de imitación a Chanel contra su pecho,
ojalá pueda contemplar la bahía de Nueva York
el resto de su vida y estarse quieta al yo decirle: Sonríe

⏤Richard Blanco

Foto de History.com

***

Traducción de Eduardo Aparicio
Eduardo Aparicio es traductor, escritor y fotógrafo. Nació en Guanabacoa, Cuba, y reside en Austin, Texas.

4 responses to “Al tomar la foto de mi prima en la Estatua De La Libertad”

  1. Absolutely beautiful and touching my Cuban heart and soul

  2. LOUANNE THOMAS says:

    Wonderful words, helpful and hopeful. THANK YOU

Leave a Reply